¿Hacen daño los iPods?

Un estudio reciente, publicado en la revista JAMA (Journal of  the American Medical Association), alerta que 1 de cada 5 adolescentes en Estados Unidos presenta signos de pérdida de la audición.

La afirmación se basó en dos encuestas realizadas en diferentes tiempos: la primera a 2,928 participantes y la segunda con 1,771 adolescentes de 12 a 19 años. En la primera, de los años 90´s, se encontró un déficit del 15%, mientras que en la segunda, 2005-2006, se incrementó a un 19%.

Sin precisar el tipo de aparatos electrónicos usados, sólo la exposición a altos ruidos por 5 o más horas a la semana, evidenció un incremento que debería poner focos rojos al panorama de salud en estas edades.

Se sabe que una pérdida de la audición lleva consigo limitaciones en el lenguaje y la comprensión así como en el desempeño escolar y el desarrollo tanto social como emocional.

En Europa ya se han instalado medidas  para reglamentar la manufactura de “music players” con bajos niveles de sonido lo cual debería generalizarse hacia otros países.

Mientras esto suceda deberá vigilarse estrechamente el uso de aparatos de sonido en niños y adolescentes y hacerles ver los riesgos que implica a largo plazo en su desarrollo.

Para leer más

Shargorodsky, J. Journal of the American Medical Association, Aug. 18, 2010; vol 301: pp 772-778.

Escrito por Dr. Víctor M. Pérez Pico. 24 agosto, 2010.