¿Si yo fumo, le hace daño a mi hijo?

Es bien conocido que fumar causa cáncer. En las cajetillas de cigarros aparece esa leyenda cada vez más grande. Al leer esto, un fumador puede pensar “en fin, de algo me tengo que morir”.

Por otro lado, una mamá que fuma se podría cuestionar si sus hábitos tienen algún efecto en sus hijos. La respuesta es .

El humo del cigarro contiene miles de químicos, muchos de los cuales son nocivos para la salud. ¡Dichos compuestos van desde arsénico hasta cianuro! Claro, que como los efectos no son inmediatos, no nos podemos dar cuenta de todo lo que inhalamos.

El tabaquismo pasivo, el cual se refiere al humo que los fumadores exhalan y al humo que flota desde el cigarro, puede causar, predisponer o desencadenar diferentes enfermedades en los niños. Entre las más frecuentes son las infecciones respiratorias (como otitis, bronquitis y neumonía), el asma y la rinitis alérgica, y problemas dentales. También aumenta el riesgo de muerte de cuna. Y además, los niños que crecen en un hogar donde se fuma es más probable que fumen de grandes, con lo cual, aumentará su riesgo de diferentes tipos de cáncer y de enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*