Mi bebé se ve un poco amarillo

Con llegada de un recién nacido a casa surgen preguntas por montón. ¿Qué debe comer?, ¿cuánto?, ¿qué son esas ronchitas?, ¿tendrá frío?, ¿el hipo es malo?, ¿por qué llora?, ¿por qué se le ve la piel amarilla?…

Vale la pena platicar un poco acerca de una esta última pregunta, que en la mayoría de los casos representa una condición totalmente benigna pero que en ocasiones requiere de ciertos cuidados médicos: la ictericia.

Queremos compartir con ustedes algunos consejos de la Academia Americana de Pediatría sobre la ictericia neonatal:

P: ¿Qué es la ictericia?
R: Así se le llama al color amarillento que tiñe la piel de muchos recién nacidos. Aparece cuando un químico llamado bilirrubina se acumula en la sangre del bebé. La ictericia puede presentarse en bebés de cualquier raza o color.

P: ¿Por qué es común la ictericia en los recién nacidos?

R: Todos tenemos bilirrubina en la sangre, la cual es eliminada por el hígado. Durante el embarazo, el hígado de la madre efectúa este proceso por el bebé. La mayoría de los recién nacidos padecen de ictericia durante los primeros días de vida debido a que su hígado aún no está listo para eliminar la bilirrubina.

P: ¿Cómo puedo saber si mi bebé padece de ictericia?

R: Generalmente, la piel de un bebé ictérico se ve amarilla. La mejor manera de detectarla es bajo una luz blanca, como la solar o la fluorescente. Por lo común, se tiñe primero la cara y después el pecho, el abdomen, los brazos y las piernas, a medida que aumenta el nivel de bilirrubina. La zona blanca de los ojos también podría lucir amarillenta. Suele ser más difícil detectar la ictericia en bebés de piel oscura.

P: ¿La ictericia puede hacerle daño a mi bebé?

R: La mayoría de los bebés sufren una ictericia leve que es inofensiva, pero en situaciones extraordinarias el nivel de bilirrubina puede alcanzar niveles tan altos que podrían causar daño cerebral. Por eso la ictericia debe ser detectada en el recién nacido y tratada a tiempo para prevenir altos niveles de bilirrubina.

P: ¿Cómo puedo comprobar si mi bebé padece de ictericia?

R: Si durante los primeros días después del parto su bebé pareciera tener ictericia, su médico o enfermera le harán un análisis de piel o de sangre para conocer sus niveles de bilirrubina. Esta prueba siempre se debe efectuar cuando la ictericia aparezca durante las primeras 24 horas del nacimiento. Posteriormente, el análisis dependerá de la edad del bebé, de la intensidad de la ictericia, y de otros factores que dificulten o hagan más difícil detectarla.

P: ¿Se afecta la ictericia si amamanto a mi bebé?

R: La ictericia es más común en los bebés de pecho que en los que toman leche de fórmula, pero esto se debe principalmente a que no se les está alimentado bien. Si usted está amamantando a su bebé, debe hacerlo de 8 a 12 veces al día, por lo menos, durante los primeros días. Así producirá suficiente leche y ayudará a su bebé a mantener bajos sus niveles de bilirrubina. Si tiene algún problema al amamantarlo, pida ayuda al médico, la enfermera o un especialista en lactancia. La leche materna es el alimento ideal para su bebé.

P: Después de salir del hospital, ¿cuándo debe ser evaluado mi bebé?

R: Es importante que un médico o una enfermera evalúen a su bebé de 3 a 5 días después del parto, ya que es cuando comúnmente la bilirrubina se halla en su nivel máximo. El momento de esta evaluación puede variar de acuerdo a la edad que tenga el bebé al salir del hospital y otros factores.

P: ¿Qué bebés con ictericia requieren de mayor atención?

R: Algunos bebés corren mayor riesgo de tener altos niveles de bilirrubina y, por ello, deben ser evaluados mas pronto luego de salir del hospital. Solicite a su médico adelantar su cita si se halla en alguna de las siguientes situaciones:

  • Alto nivel de bilirrubina antes de salir del hospital
  • Parto adelantado (más de dos semanas antes de la fecha prevista)
  • Aparición de ictericia en las primeras 24 horas después del parto
  • Problemas al amamantarlo
  • Piel muy amoratada o sangrados bajo el cuero cabelludo a causa del parto
  • Usted o el padre, o un hermano o hermana del bebé, tuvieron niveles altos de bilirrubina y recibieron terapia de luz

P: ¿Cuándo debo llamar al médico de mi bebé?

R: Comuníquese con él si:

La piel de su bebé se ve más amarilla.
Su abdomen, brazos o piernas están amarillentas.
La zona blanca de sus ojos luce amarilla.
Su bebé está ictérico y es difícil despertarlo, está inapetente, o no acepta la leche materna o de fórmula.
P: ¿Cómo puede prevenirse que la ictericia sea dañina?
R: La mayoría de los casos de ictericia no requieren tratamiento. De necesitarse, los niveles de bilirrubina disminuirán colocando a su bebé desnudo bajo luces especiales. Esta terapia puede efectuarse en el hospital o en la casa, dependiendo de los niveles de bilirrubina. La ictericia es atendida cuando sus niveles están aún muy por debajo de los que podrían afectar el cerebro. El tratamiento puede prevenir los efectos dañinos de la ictericia.

Exponer a su bebé a la luz del sol no es una forma segura para tratar la ictericia. Ciertamente podría ayudar a reducir la bilirrubina, pero sólo si lo desnuda por completo. Pero no puede hacerlo en casa de manera segura dado que el bebé tendrá frío, además de que un recién nacido nunca debe ser expuesto al sol de manera directa porque podría sufrir quemaduras.

P: ¿Cuándo desaparece la ictericia?

A: En los bebés lactados, la ictericia dura de 2 a 3 semanas o un poco más. En los que toman leche de fórmula, desaparece a las 2 semanas. Si su bebé permanece ictérico por más de 3 semanas, acuda al médico de su bebé.

La información contenida en esta publicación no debe usarse a manera de substitución del cuidado médico y consejo de su pediatra. Éste podría recomendar variaciones en el tratamiento, según hechos y circunstancias individuales.