Categorías
Prevención

¿Necesito vacuna si voy a Disneylandia?

Screen Shot 2015-01-27 at 8.43.56 AM

Para estas alturas tal vez la mayoría ya esté familiarizada con el brote que hubo en el «lugar más feliz del mundo», Disneylandia, en Anaheim, California. En las últimas semanas se reportaron 59 casos de sarampión contagiados en dicho parque de diversiones. El sarampión no es una enfermedad tan benigna como un simple resfriado. Es uno de los virus más contagiosos que existen y puede tener complicaciones tanto respiratorias como neurológicas. Lo más triste de estas noticias es que es una enfermedad prevenible con una vacuna y ciertas áreas de California tienen porcentajes de vacunación más bajos que algunos países africanos con bajísimos recursos. Todo por hacerle caso a conejitas playboy y no a sus médicos.

Cuando se revisó a las 59 personas enfermas, consiguieron los antecedentes de vacunación de 34 de ellas. De las 34, 28 personas no tenían vacuna del sarampión, y 1 no tenía el esquema completo.

Si tienes un viaje próximo a un lugar donde hay sarampión, éstas son las recomendaciones:

  • La vacuna del sarampión se pone como parte de la vacuna triple viral al año de vida. El refuerzo se pone entre los 4 y 6 años, pero incluso puede ponerse antes. También, la vacuna se puede poner a partir de los 9 meses dependiendo el viaje y las circunstancias del destino. Si tu hijo tiene ya dos dosis de la vacuna, no necesita otro refuerzo para ir a Disney.
  • Adolescentes y adultos que tienen dos dosis de la vacuna no necesitan un refuerzo. Pero es importante mencionar que la segunda dosis de la vacuna se empezó a poner hace aproximadamente 20 años, así que muchos adultos tienen una sola dosis.
  • Los adultos nacidos antes de 1956 no necesitan vacuna. Por haber nacido en aquellas épocas probablemente ya les dio y ya la libraron.
  • Las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna.

Si deseas más información puedes visitar este enlace. Pero si tienes un viaje próximo, consulta tus dudas con tu pediatra.

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas

 

Categorías
Niño sano Prevención

Guía para padres sobre el uso de Instagram

Screen Shot 2015-01-21 at 7.57.39 AM

Ya hemos comentado antes sobre el uso de redes sociales por los niños y de qué tan útiles son ciertos candados.

Continuando con el tema, hoy les compartimos la Guía para Padres sobre el uso de Instagram, publicada por dicha red social, en colaboración con la campaña europea Protégeles.

La guía abarca las preguntas más frecuentes: edad mínima de uso (como todas las redes sociales, es para mayores de 13 años), qué riesgos puede haber, cómo reducir estos riesgos. Abarca también algunas reflexiones sobre cómo compartir contenidos de forma responsable.

El uso de estas tecnologías forma parte de la vida de todos los niños y adolescentes. Es por eso que hay que mantener una excelente comunicación con nuestros hijos para poder orientarlos.

Categorías
Mitos y realidades Nutrición

¿Son seguros los edulcorantes artificiales en los niños?

Screen Shot 2015-01-09 at 12.07.21 PM

¿Está bien que un niño tome una limonada endulzada con Splenda? ¿O con Canderel? ¿O con Stevia?

Esta pregunta, así como muchas en nutrición, levanta opiniones apasionadas. «¡NO, de ninguna manera!» «¡Sí, todo el que quiera!».

Vamos viendo qué dicen los organismos de salud.

  • Healthy Children, página para padres de la Academia Americana de Pediatría: «Todos los edulcorantes no calóricos son seguros para la población en general, incluso las personas con diabetes, mujeres embarazadas y niños. (Nota: el aspartame contiene fenilalanina y no es seguro para personas con una condición hereditaria inusual denominada fenilcetonuria [PKU]).
    No ocasiona ni aumenta el riesgo de cáncer. (Nota: En 2001 los productos que contenían sacarina ya no necesitaron una etiqueta de advertencia; los estudios descubrieron que no había ningún vínculo entre la sacarina y el cáncer de vejiga en los humanos).
    No ocasiona ni aumenta el riesgo de otras condiciones de salud. La dulzura y el sabor varía entre los edulcorantes.»
  • Kids Eat Right, página de la Academia de Nutrición y Dietética: «La seguridad de los edulcorantes artificiales ha sido estudiada por años y, usados en moderación, son perfectamente seguros para los niños.»
  • MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina en EEUU: «No hay ninguna evidencia clara de que los edulcorantes artificiales que se venden y se emplean en los Estados Unidos estén relacionados con el riesgo de cáncer en los humanos.»
  • Instituto Nacional de Cáncer de EEUU: «No existe evidencia clara que indique que los edulcorantes artificiales disponibles en el mercado de Estados Unidos estén asociados con el riesgo de cáncer en seres humanos.»
  • NHS Choices, del sistema de salud de Inglaterra: «Estudios sobre los edulcorantes han encontrado que no aumentan el riesgo de cáncer». «Grandes estudios han producido fuerte evidencia de que los edulcorantes artificiales son seguros para su consumo».

En mi humilde opinión, podemos estar tranquilos. A pesar de lo que puede decirse de ellos en las redes sociales, los edulcorantes aprobados actualmente, incluyendo el aspartame, la sucralosa (Splenda), y el Stevia, no representan un riesgo para los niños si se consumen con moderación.

Habiendo dicho esto, estos productos ni siquiera deberían ser tema de conversación. Si se toman de vez en cuanto no pasa nada. Pero mejor enfoquemos nuestros esfuerzos a una alimentación sana, variada y balanceada.

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas

Categorías
Prevención

Candados de internet para los niños

Screen Shot 2014-12-04 at 8.10.57 AM

Está claro. Vivimos en una época donde los niños «nacen» conectados a internet. Al estar en contacto con todos estos gadgets desde edades muy tempranas, aprenden a usarlos con facilidad. Si los descuidamos, pueden pasar el día entero metidos en ellos y también pueden estar expuestos a contenido no apto para sus edades.

La siguiente presentación aborda dos puntos principales: ¿podemos poner candados de internet para los niños? ¿sirven de algo estos candados?

Candados de internet para los niños from GIORDANO PEREZ-GAXIOLA

 

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas

Categorías
Prevención

Cómo combatir infecciones en escuelas

Screen Shot 2014-11-18 at 10.24.48 AM

Los niños prueban, exploran, tocan, degustan para aprender. Juegan con los mocos y hacen burbujas de baba. Esto los hace susceptibles a adquirir infecciones. ¿Cómo se transmiten estas enfermedades? ¿Qué podemos hacer como padres para reducir contagios? ¿Qué pueden hacer las guarderías y las escuelas para tratar de evitar epidemias?

La siguiente presentación, impartida en el Centro Educativo Via Reggio, aborda estas preguntas.

La realidad es que no podemos evitar contagios en las escuelas. Enfermarse es parte de crecer. Pero sí hay cosas que podemos hacer para que sean las menos infecciones posibles, por ejemplo el lavado de manos frecuente y la vacunación de los niños. Y también podemos ayudar a la escuela a que sean los menos contagios posibles

Cómo combatir infecciones en escuelas from GIORDANO PEREZ-GAXIOLA

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas

Categorías
Mitos y realidades

Comparte con cuidado

Collage comparte con cuidado azul

Internet es una navaja de dos filos. Por un lado, está disponible prácticamente toda la información existente sobre temas de salud. Por otro, no hay control de calidad. Las redes sociales hacen esto aún más complejo.

Las redes sociales nos atraen porque compartimos y nos comunicamos con amigos, familiares, colegas e incluso desconocidos. Facebook se esfuerza por ofrecerte una experiencia placentera. Cada vez que haces un click en un artículo, das un «Me Gusta», o compartes algo, Facebook aprende y personaliza tus noticias con cosas que te pueden interesar. De cierta manera, filtra todo lo que te puede desagradar, y te deja lo que te puede gustar.

Esta personalización de lo que ves en internet, o particularmente en Facebook, puede tener riesgos.

Vamos ilustrándolo con un ejemplo.

Hace poco estuvo rondando una noticia que decía que el hospital Johns Hopkins, una de las instituciones más reconocidas en el tratamiento del cáncer, había dicho que la quimioterapia era una gran equivocación médica. Al ser un tema controversial, inmediatamente se empezó a compartir por todos lados. Y empezó a tener cientos de «Likes«. Esto hizo que Facebook automáticamente la asignara como un artículo relevante, y por lo tanto le apareció en sus noticias a múltiples usuarios.

La nota era completamente falsa. Johns Hopkins incluso tiene una declaración oficial al respecto.

El gran problema radica en que si un artículo tiene muchos «Me Gusta» o es compartido muchas veces da la impresión de que es algo cierto. Entre mayor el número de anécdotas, mayor la percepción de que algo es real. Esto, en el contexto de un mensaje de salud erróneo es, en una palabra, peligroso.

Entonces, una propuesta simple es:

Comparte Con Cuidado

¿Leíste algo en Facebook y estás tentado en compartirlo? Sigue estos pasos antes de hacerlo:

1. Critica. Si ves un artículo sobre la salud en internet o en alguna red social, léelo críticamente, cuidadosamente. No sólo leas el título. Los títulos tienden a ser atractivos y no siempre captan la realidad. Ten en mente primero si le crees a los autores o a la fuente, si lo que escriben vale la pena y si puede ser aplicable para tu entorno.

2. Comprueba. Sobre todo si es un tema de salud controversial, trata de consultar la fuente original y/o de verificar la información en sitios de organismos nacionales o internacionales.

3. Concluye. Una vez que hayas leído, reflexiona. Saca tus conclusiones. Piensa si estás de acuerdo con lo que leíste o si te parece interesante y por qué.

4. Comparte. Si crees que vale la pena compartir, hazlo, agregando una frase con lo que reflexionaste en el paso tres. Esto expondrá tu punto de vista e invitará a tus amigos a comentar. Vale la pena compartir información confiable, y también compartir cuando descubres información falsa.

Comparte Con Cuidado from GIORDANO PEREZ-GAXIOLA

Ayúdanos a compartir esta propuesta. Ponla en tu muro en Facebook. Descarga el póster. Menciónala en Twitter usando #comparteconcuidado. Enlázala en un comentario cuando detectes información en salud falsa.

Categorías
Prevención

La sillita del carro salva vidas

sillita

Para tomar o aceptar una medida preventiva, primero tenemos que percibir un riesgo. Precisamente por eso son difíciles las campañas de prevención, ya sean para prevenir enfermedades o prevenir accidentes. «No te preocupes, no pasa nada» y «no seas exagerado» son frases peligrosas. Si no sentimos riesgo, o franco miedo, no prevenimos.

Es curioso cómo una enfermedad como el ébola puede atemorizarnos. Películas como Epidemia o Contagio se nos han quedado sembradas en el cerebro. Escuchamos en las noticias que el ébola se está esparciendo, sentimos un riesgo, y empezamos a pensar qué hacer o qué pasaría si llegara a nuestras casas.

Lo curioso es que el riesgo de que el ébola llegue a México es bajísimo. Otras enfermedades y otros riesgos a la salud son mucho más probables. El caso de las sillitas de los carros para prevenir la mortalidad en accidentes automovilísticos es un ejemplo claro.

Todos los días nos subimos al carro sin pensar que los accidentes automovilísticos son la causa número 3 de muertes en niños de 1-4 años, y ¡la número UNO uno en niños de 5 a 14 años!

Si de alguna manera percibiéramos ese gran riesgo, entonces sí actuaríamos, no traeríamos a los niños en nuestro regazo al manejar, y siempre nos esforzaríamos por usar sillitas adecuadas. Es una medida preventiva sencilla que le puede salvar la vida a un niño.

La sillita del carro puede reducir el riesgo de muerte 71% en niños menores de un año y 54% en niños entre 1 y 4 años. Estos números por sí solos deberían convencer. Pero si no, sólo piensen ¿no vale la pena salvarle la vida a UN niño?

Entonces, vamos repasando los lineamientos para el uso de sillas de carro para los niños:

Niños de 0-1 año

Deben ir en una sillita apropiada, en el asiento trasero, y viendo hacia atrás. El asiento trasero central es el lugar más seguro. Nunca pongas la sillita en el asiento del copiloto.

Niños de 1-4 años

Después del año de edad, hay que tratar que los niños vayan en la sillita viendo hacia atrás todo el tiempo que se pueda. La Academia Americana de Pediatría recomienda que vayan viendo hacia atrás hasta los 2 años. Sí, leyeron bien, dos años. Podrían pensar que es una locura quererlos tener así después de 1 año, pero, primero, es la forma más segura para viajar, y segundo, los niños se acostumbran.

Una vez que los niños exceden el peso o la estatura permitida para la sillita que se puede poner volteando hacia atrás, es hora de una nueva silla con vista hacia el frente.

Niños de 4-8 años

Pueden ir en la sillita viendo hacia el frente. Al exceder el peso o la estatura permitida, el siguiente paso es el booster.

Niños mayores

Cuando el niño crezca lo suficiente para usar el cinturón de seguridad del carro de manera adecuada, entonces es hora de dejar el booster. Para que esto pase, al sentar al niño el cinturón del regazo debe quedarle arriba de los muslos y no en la panza, y el cinturón diagonal debe quedarle en el hombro y no en el cuello o la cara.

En todos los casos, se deben seguir las instrucciones y las recomendaciones de los fabricantes de la sillita. Para cualquier duda sobre situaciones particulares (camionetas, tipos de sillas, tips, etc.), acércate a tu pediatra.

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano: Citas