El escándalo del plomo en los juguetes

Sucedió hace un par de meses, pero aún siguen saliendo noticias al respecto.
Mattel® hizo un anuncio para que se devolvieran miles de juguetes debido a que tenían pintura con una cantidad de plomo más alta de lo aceptable. Lo aceptable sería CERO. Las pinturas hoy en día no deben de tener plomo.
Entre los juguetes que se estuvieron devolviendo estaban varios de Fisher Price®, con personajes como Elmo, el resto de Plaza Sésamo y Dora la Exploradora.
Un niño que tiene contacto con una cantidad muy alta de plomo puede sufrir una intoxicación aguda con manifestaciones neurológicas, daño renal y de médula ósea.
Sin embargo, el riesgo que presentaban esos juguetes no es el de una intoxicación aguda sino de una exposición crónica a niveles bajos de plomo. Esta exposiciión a niveles bajos, pero no aceptables, de plomo puede producir anemia y disminución en el coeficiente intelectual a largo plazo.
El riesgo de exposición al plomo no solo se encuentra en juguetes. Las pinturas de casas construídas antes de 1950 tenían una alta cantidad de plomo (para hacerlas duraderas). Hoy en día, las pinturas ya no contienen plomo, pero si un niño frecuenta una casa construída antes de esa fecha, debe valorarse por su pediatra su riesgo de intoxicación a niveles bajos de plomo en sangre.
De cualquier forma, el riesgo para los niños sigue siendo bajo. La prevención primaria que lleva su pediatra puede detectar cualquier exposición a este riesgo.
Para conocer la lista de juguetes retirados por la compañía Mattel® visite:

http://service.mattel.com/us/recall/39054_IVR.asp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*