Escogiendo juguetes seguros

La magia de la Navidad se acerca y con ella se avecina la gran cantidad de regalos. Como padres, tenemos la responsabilidad de comprar juguetes seguros y apropiados para la edad de nuestros hijos, sobrinos, nietos…

Entre los detalles que debemos considerar para la compra de juguetes están:

Revisar si el juguete es apropiado para la edad. Checar la etiqueta o la caja del juguete y verificar que nuestro hijo puede usarlo. Esta clasificación no tiene que ver sólo con el tamaño. Dependiendo del tipo de juguete, los que son para niños mayores pueden tener bordes rectos o casi filosos, partes delgadas y rompibles, partes pequeñas que se puedan quitar, etc.

Aún checando la recomendación de la edad, debemos verificar que no tenga partes pequeñas que un lactante pueda tragarse. Un truco fácil de recordar es que si el juguete o una parte del mismo cabe dentro del cartón cilíndrico de un rollo de papel, también cabe en la boca de un niño pequeño y no es apropiado para menores de 3 años.

Tenemos que considerar materiales, también. Debemos ver si alguna parte del juguete puede morderse y arrancarse para después tragarse. Los niños pequeños gozan metiéndose todo a la boca.

Verifica que el juguete no tenga cuerdas o listones largos sueltos que puedan apretar o estrangular.

Todos los juguetes deben ser no tóxicos. Crayones, juguetes artesanales, algunas plastilinas, podrían tener o liberar compuestos tóxicos, así que checa la etiqueta o la envoltura para ver qué contiene.

Cuidado con todos los juguetes que lancen cualquier tipo de proyectil. Desde pistolitas de juguete hasta catapultas de monitos. Tal vez el juguete lanzador no sea pequeño, pero los proyectiles pueden lastimar, causar heridas o pueden ser tragados. En especial, cuidado con los ojos.

Si les compras bicicletas, patinetas o vehículos para andar, es necesario considerar la compra de cascos y protectores de codos y rodillas, según sea el caso. De igual manera, las bicicletas, los triciclos y los carritos para pasear deben estar hechos de materiales firmes y deben ser estables.

Hagamos de esta Navidad una época segura para nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*