La consecuencia de no vacunar, parte 2

El año pasado renegaba en una entrada acerca de la epidemia de tos ferina en Estados Unidos, una enfermedad prevenible por vacunación. Con el riesgo de ser acusado de cascarrabias, hoy seguiremos con la misma temática.

Es increíble que en un país de primer mundo, un país incluso pionero en el desarrollo de vacunas, exista una epidemia de sarampión de tal magnitud como está ocurriendo en estos últimos años. Los casos de esta enfermedad han ido aumentando en Francia de 600 en el 2008, a 1500 en el 2009, a más de 5000 en el 2010. Y en los primeros 3 meses de este año, ¡van más de 6400 casos!

La vacuna del sarampión forma parte de la “famosa” MMR (triple viral). Pongo famosa entre comillas porque es la que más ha sido atacada por los grupos antivacunas, quienes siguen diciendo que puede causar una serie de patologías (desde autismo hasta hepatitis) aún cuando no existe ninguna prueba al respecto, y aún cuando se ha descubierto el fraude en el que estaba involucrado el médico que inició todo este movimiento.

La cobertura de vacunas en la población francesa al parecer está muy por debajo del 95% recomendado por la Organización Mundial de la Salud, consecuencia de las campañas “antivacunas” basadas en mitos. Mientras tanto, en México tenemos una cobertura mucho mayor, y no hemos tenido ningún caso de sarampión (nada, cero) desde el año 2006. No nada más en el 5 de mayo les ganamos a los franceses.

¡A seguir vacunándose!

ADD. 22 de julio, 2011. El daño ya está hecho. La Dirección General de Promoción en Salud hoy anunció sobre el primer caso de sarampión en México desde hace 5 años. Era de esperarse, se trata de una persona proveniente de Francia. A final de cuentas, es un caso importado. Esperemos no haya contagios. Y no… no empecemos con las noticias amarillistas de una pandemia de sarampión que acabará con el mundo.

Un comentario de “La consecuencia de no vacunar, parte 2

  1. Al no tener casos de sarampión desde el 2006 pone a consideración si en realidad no se han presentado nuevos casos ó quizá (solo quizá) se está infradiagnosticando o simplemente no se estan reportando. De cualquier forma gran labor en contra de las enfermedades prevenibles.
    Muchos saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*