Las temidas convulsiones por fiebre

Entre el 2% y el 5% de los niños entre las edades de 6 meses y 5 años pueden llegar a tener una crisis convulsiva asociada a fiebre (debe ser temperatura igual o mayor a 38°C). Estos episodios son aterradores, pero generalmente son inofensivos.

Las convulsiones febriles son espasmos musculares involuntarios que ocurren en niños que tienen aumento rápido de la temperatura corporal.

Inicialmente, el niño puede verse extraño, luego su cuerpo se pone tieso, o puede presentar movimientos repetitivos de brazos y piernas y la mirada “se pierde”. Durante la convulsión el niño (a) no responderá al llamarle, en ocasiones puede dejar de respirar por unos segundos, la piel puede verse más pálida u oscura de lo normal, y puede vomitar, orinar o defecar. Generalmente, estas convulsiones duran menos de un minuto, aunque en raras ocasiones pueden durar hasta 15 minutos. Posterior al evento, el niño puede parecer confuso o somnoliento. Usted puede dejar dormir al niño, pero debe vigilarlo.

Si su hijo (a) presenta una convulsión asociada a fiebre, debe actuar de inmediato para que no se haga daño:

  • Mantenga la calma.
  • Coloque al niño en el piso o en la cama, aleje objetos duros o puntiagudos.
  • El niño no debe ser aguantado o restringido durante la convulsión.
  • No ponga nada dentro de la boca del niño; el niño NO se tragará la lengua, y objetos colocados en la boca pueden romperse y después obstruir la vía aérea.
  • Voltee la cara del niño hacia un lado para que la saliva, o si se presenta vómito, puedan drenar fuera de la boca.
  • Observe las características del evento, y si es posible, su duración.
  • Llame a su pediatra.

Las convulsiones febriles pueden asustar, pero generalmente NO producen ningún problema a largo plazo, como daño cerebral, retraso mental, o problemas de aprendizaje.

El riesgo de volver a presentar una convulsión febril varía según la edad, y son más frecuentes si existe algún antecedente en la familia.

Aproximadamente el 50% de los niños que convulsionan por fiebre antes del año de edad tendrán otro episodio. El riesgo disminuye al 30% si convulsiona por primera vez después del año de edad. El riesgo de desarrollar epilepsia en estos niños NO es mucho mayor que el de la población en general.

 

Citas¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:

2 comentarios de “Las temidas convulsiones por fiebre

  1. Hola,
    Si un niño convulsiona al tener fiebre a los 7 años, no es una convulsión por fiebre. Las convulsiones que se deben a la fiebre se presentan antes de los 5 años.
    En efecto, si convulsiona a los 7 años, es necesario descartar epilepsia.

Los comentarios han sido cerrados.