Situación actual de la influenza A (H1N1)

Pasan los días, disminuyen los temores, y las medidas preventivas se relajan. ¿Es tiempo de bajar la defensa? Definitivamente no, pero que bueno que ya no existe la paranoia de hace un par de semanas.

Hasta hoy, 18 de mayo, 2009, la Organización Mundial de la Salud reporta 8829 casos confirmados en 40 países: México tiene 3103, con 68 fallecimientos. La OMS no recomienda restricciones de viajes debido a la epidemia, a menos que (obviamente) el viajero tenga síntomas.

¿Qué podemos esperar? Estos son algunos de los puntos a considerar:

El virus causa una enfermedad muy leve en personas previamente sanas y sin padecimientos crónicos. Las causas por las que el virus parece más letal en México aún no son claras.
Al ser un virus nuevo, nuestros sistemas inmunes no tienen ninguna memoria para combatirlo.
El virus H1N1 parece tener mayor contagiosidad que el de la influenza estacional: hasta 1 de cada 3 personas que entran en contacto con el virus podrían enfermarse.
Finalmente, el virus puede sufrir cambios para bien o para mal.

En resumen, la epidemia aún es una realidad, y debemos continuar con las medidas de prevención pertinentes, comenzando por el lavado de manos.