¿Son seguros los edulcorantes artificiales en los niños?

Screen Shot 2015-01-09 at 12.07.21 PM

¿Está bien que un niño tome una limonada endulzada con Splenda? ¿O con Canderel? ¿O con Stevia?

Esta pregunta, así como muchas en nutrición, levanta opiniones apasionadas. “¡NO, de ninguna manera!” “¡Sí, todo el que quiera!”.

Vamos viendo qué dicen los organismos de salud.

  • Healthy Children, página para padres de la Academia Americana de Pediatría: “Todos los edulcorantes no calóricos son seguros para la población en general, incluso las personas con diabetes, mujeres embarazadas y niños. (Nota: el aspartame contiene fenilalanina y no es seguro para personas con una condición hereditaria inusual denominada fenilcetonuria [PKU]).
    No ocasiona ni aumenta el riesgo de cáncer. (Nota: En 2001 los productos que contenían sacarina ya no necesitaron una etiqueta de advertencia; los estudios descubrieron que no había ningún vínculo entre la sacarina y el cáncer de vejiga en los humanos).
    No ocasiona ni aumenta el riesgo de otras condiciones de salud. La dulzura y el sabor varía entre los edulcorantes.”
  • Kids Eat Right, página de la Academia de Nutrición y Dietética: “La seguridad de los edulcorantes artificiales ha sido estudiada por años y, usados en moderación, son perfectamente seguros para los niños.”
  • MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina en EEUU: “No hay ninguna evidencia clara de que los edulcorantes artificiales que se venden y se emplean en los Estados Unidos estén relacionados con el riesgo de cáncer en los humanos.”
  • Instituto Nacional de Cáncer de EEUU: “No existe evidencia clara que indique que los edulcorantes artificiales disponibles en el mercado de Estados Unidos estén asociados con el riesgo de cáncer en seres humanos.”
  • NHS Choices, del sistema de salud de Inglaterra: “Estudios sobre los edulcorantes han encontrado que no aumentan el riesgo de cáncer”. “Grandes estudios han producido fuerte evidencia de que los edulcorantes artificiales son seguros para su consumo”.

En mi humilde opinión, podemos estar tranquilos. A pesar de lo que puede decirse de ellos en las redes sociales, los edulcorantes aprobados actualmente, incluyendo el aspartame, la sucralosa (Splenda), y el Stevia, no representan un riesgo para los niños si se consumen con moderación.

Habiendo dicho esto, estos productos ni siquiera deberían ser tema de conversación. Si se toman de vez en cuanto no pasa nada. Pero mejor enfoquemos nuestros esfuerzos a una alimentación sana, variada y balanceada.

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas