Categorías
Niño sano Prevención

Guía para padres sobre el uso de Instagram

Screen Shot 2015-01-21 at 7.57.39 AM

Ya hemos comentado antes sobre el uso de redes sociales por los niños y de qué tan útiles son ciertos candados.

Continuando con el tema, hoy les compartimos la Guía para Padres sobre el uso de Instagram, publicada por dicha red social, en colaboración con la campaña europea Protégeles.

La guía abarca las preguntas más frecuentes: edad mínima de uso (como todas las redes sociales, es para mayores de 13 años), qué riesgos puede haber, cómo reducir estos riesgos. Abarca también algunas reflexiones sobre cómo compartir contenidos de forma responsable.

El uso de estas tecnologías forma parte de la vida de todos los niños y adolescentes. Es por eso que hay que mantener una excelente comunicación con nuestros hijos para poder orientarlos.

Categorías
Mitos y realidades

Comparte con cuidado

Collage comparte con cuidado azul

Internet es una navaja de dos filos. Por un lado, está disponible prácticamente toda la información existente sobre temas de salud. Por otro, no hay control de calidad. Las redes sociales hacen esto aún más complejo.

Las redes sociales nos atraen porque compartimos y nos comunicamos con amigos, familiares, colegas e incluso desconocidos. Facebook se esfuerza por ofrecerte una experiencia placentera. Cada vez que haces un click en un artículo, das un «Me Gusta», o compartes algo, Facebook aprende y personaliza tus noticias con cosas que te pueden interesar. De cierta manera, filtra todo lo que te puede desagradar, y te deja lo que te puede gustar.

Esta personalización de lo que ves en internet, o particularmente en Facebook, puede tener riesgos.

Vamos ilustrándolo con un ejemplo.

Hace poco estuvo rondando una noticia que decía que el hospital Johns Hopkins, una de las instituciones más reconocidas en el tratamiento del cáncer, había dicho que la quimioterapia era una gran equivocación médica. Al ser un tema controversial, inmediatamente se empezó a compartir por todos lados. Y empezó a tener cientos de «Likes«. Esto hizo que Facebook automáticamente la asignara como un artículo relevante, y por lo tanto le apareció en sus noticias a múltiples usuarios.

La nota era completamente falsa. Johns Hopkins incluso tiene una declaración oficial al respecto.

El gran problema radica en que si un artículo tiene muchos «Me Gusta» o es compartido muchas veces da la impresión de que es algo cierto. Entre mayor el número de anécdotas, mayor la percepción de que algo es real. Esto, en el contexto de un mensaje de salud erróneo es, en una palabra, peligroso.

Entonces, una propuesta simple es:

Comparte Con Cuidado

¿Leíste algo en Facebook y estás tentado en compartirlo? Sigue estos pasos antes de hacerlo:

1. Critica. Si ves un artículo sobre la salud en internet o en alguna red social, léelo críticamente, cuidadosamente. No sólo leas el título. Los títulos tienden a ser atractivos y no siempre captan la realidad. Ten en mente primero si le crees a los autores o a la fuente, si lo que escriben vale la pena y si puede ser aplicable para tu entorno.

2. Comprueba. Sobre todo si es un tema de salud controversial, trata de consultar la fuente original y/o de verificar la información en sitios de organismos nacionales o internacionales.

3. Concluye. Una vez que hayas leído, reflexiona. Saca tus conclusiones. Piensa si estás de acuerdo con lo que leíste o si te parece interesante y por qué.

4. Comparte. Si crees que vale la pena compartir, hazlo, agregando una frase con lo que reflexionaste en el paso tres. Esto expondrá tu punto de vista e invitará a tus amigos a comentar. Vale la pena compartir información confiable, y también compartir cuando descubres información falsa.

Comparte Con Cuidado from GIORDANO PEREZ-GAXIOLA

Ayúdanos a compartir esta propuesta. Ponla en tu muro en Facebook. Descarga el póster. Menciónala en Twitter usando #comparteconcuidado. Enlázala en un comentario cuando detectes información en salud falsa.

Categorías
Niño sano

Las redes sociales y tus hijos

Estamos entrando en una nueva década. Realmente no podemos imaginar la tecnología que veremos en los próximos años. Nuestros hijos crecerán con todos estos avances y sin duda alguna serán más hábiles que nosotros.

En el presente, las redes sociales como Facebook y MySpace se han convertido en algo más que un pasatiempo. Ahora son un medio esencial de comunicación e integración de los adolescentes. Sin embargo, al ser redes abiertas a todo el mundo, su mal uso puede causar problemas. La inmadurez de los adolescentes los hace especialmente vulnerables a plasmar cosas en estas redes de las cuales después se arrepentirán. Por eso es importante que los padres se involucren, platiquen con sus hijos y estén al tanto de sus actividades en internet.

Un consejo práctico es simplemente charlar acerca de ello. Preguntar cuáles sitios de internet está frecuentando, de qué se tratan, qué amigos los están usando. Siempre se debe recalcar que lo que se escribe ahí pudiera ser visto por cualquiera en algún momento.

Para saber de qué se trata esto, no hay mejor manera que probarlo. Los padres pueden sacar sus perfiles en estas redes y pedir «ser amigos» de sus hijos.

Es recomendable que la computadora esté en un lugar visible en la casa, en una sala común o en un estudio donde se pueda ver qué se está haciendo. Y finalmente, debe haber límites y horarios para el uso de ella, al igual que cuando se ve la televisión.

Escrito por Dr. Giordano Pérez Gaxiola. 8 de enero, 2010