Categorías
Prevención

Cómo combatir infecciones en escuelas

Screen Shot 2014-11-18 at 10.24.48 AM

Los niños prueban, exploran, tocan, degustan para aprender. Juegan con los mocos y hacen burbujas de baba. Esto los hace susceptibles a adquirir infecciones. ¿Cómo se transmiten estas enfermedades? ¿Qué podemos hacer como padres para reducir contagios? ¿Qué pueden hacer las guarderías y las escuelas para tratar de evitar epidemias?

La siguiente presentación, impartida en el Centro Educativo Via Reggio, aborda estas preguntas.

La realidad es que no podemos evitar contagios en las escuelas. Enfermarse es parte de crecer. Pero sí hay cosas que podemos hacer para que sean las menos infecciones posibles, por ejemplo el lavado de manos frecuente y la vacunación de los niños. Y también podemos ayudar a la escuela a que sean los menos contagios posibles

Cómo combatir infecciones en escuelas from GIORDANO PEREZ-GAXIOLA

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano:Citas

Categorías
Prevención

¿Son las albercas fuente de infecciones?

alberca

Una pregunta común de los padres de mis pacientes cuando tienen una infección digestiva es si se habrán contagiado en la piscina durante el verano. Mi respuesta es ..puede que sí…por lo que les doy estas 10 recomendaciones a considerar.

1.- Todos los niños deben de aprender a nadar.

2.- Evitar nadar en aguas estancadas, lagunas o albercas de construcción casera sin sistema de filtrado, cloración o mantenimiento constante.

3.- Tocar las paredes de la alberca. Si estas están resbalosas o con lama significan que ni el pH del agua o la cantidad de cloro es adecuada y no se logra evitar el crecimiento de algas, esporas y microorganismos de otro tipo.

4.- Cuando huela mucho a cloro no significa que están mas limpias. Al contrario cuando existe una cantidad abundante de suciedad y bacterias se acumulan las cloroaminas que son el resultado de la reacción química de la urea con el cloro. Cuando esto ocurre y los niveles de cloroaminas en el agua son muy altos, el agua tiene un olor muy penetrante a cloro y el agua es irritante a la piel y a los ojos.

5.- Si no ves el fondo de la alberca evita usarla.

6.-Cuando los niveles de cloro y el pH no son adecuados esto permite la transmisión de gérmenes como Shigella, norovirus, Giardia, E.coli y Criptosporidium.

7.-Usar la regadera antes de entrar al agua.

8.-Lavarse las manos después de ir al baño o cambiar pañales.

9.-Llevar a los niños pequeños con frecuencia al baño cuando se están bañando en una piscina y lavarles con abundante agua y jabón sus partes íntimas antes de ingresar de nuevo a la piscina.

10.-Evitar usar piscinas cuando se tenga diarrea para evitar contaminar el agua con materia fecal y enfermar a otras.

¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. García Bueno: Citas

Categorías
Enfermedades Prevención

Llevar o no llevar a la escuela

virusEn este momento, mientras yo escribo esta entrada, un niño que tuvo fiebre anoche está siendo dejado en la escuela. Tal vez ayer estuvo bien durante el día. Tal vez en la noche tuvo sólo “un poquito de calentura”, y le dieron un poquito de paracetamol, y amaneció sólo un poquito “irritadito”. En este caso, ¿es apropiado que vaya a clases?

Lo primero que tenemos que saber es que la fiebre es señal de que algo no anda bien. Tal vez no sea tan mala como su fama sugiere, pero definitivamente no es normal. Por lo general, la fiebre indica una infección, la cual puede ser viral (en la mayoría de los casos), bacteriana o de otros tipos. E infección indica riesgo de contagio. Entonces, si un niño tuvo fiebre y va a la escuela, existe el riesgo de que propague el bicho.

A veces no se alcanza a visualizar la capacidad que tienen algunos virus para diseminarse. Con sólo frotarse la nariz, tocar una superficie y que llegue alguien más y la toque podría ser suficiente. Por ejemplo, los enterovirus, comunes en el verano, pueden transmitirse fácilmente y algunos tipos pueden sobrevivir a temperatura ambiente hasta por varios días. Si les gusta el cine, la película Contagio, aunque con toque Hollywoodezco, ofrece un panorama bastante acertado de cómo se dan las epidemias.

Entonces, ¿cuándo deben quedarse en casa los niños y no asistir a la guardería, el kínder o la escuela?

Fiebre en las últimas 24 horas

Como mencionamos arriba, fiebre sugiere infección. Así que cualquier niño con calentura tiene el potencial de contagiar a alguien más. Si tuvo fiebre en la noche, o incluso en la tarde anterior, no debería ir a la escuela hasta que sea revisado. Por regla general, podría regresar a clases si ya tiene más de 24 horas sin fiebre y sin medicamentos para la fiebre. Pero esto también depende de la causa. Hay algunas infecciones que requieren mayor tiempo de aislamiento.

Estado de ánimo

Si el niño se siente mal y no puede participar con comodidad en las actividades escolares, debe estar en casa. Si necesita mayor atención que el resto de los niños porque se siente mal, debe estar en casa.

Diarrea

De nuevo, un síntoma que frecuentemente se debe a infecciones. Con más razón si presenta fiebre, vómito o evacuaciones con sangre.

Vómito

Similar a la diarrea. Si el niño tuvo 2 o más vómitos en las últimas 24 horas debe revisarse antes.

Tos y mocos

Los resfriados, los mocos, la tos son muy frecuentes. En niños pequeños en guardería es prácticamente imposible librarse de los mocos. Pero si aparte presentan fiebre, dificultad para respirar o malestar general, no deberían de ir a la escuela y deberían ser revisados.

Otros síntomas

Los niños con úlceras en la boca, ronchas (sobre todo si se acompañan de fiebre), ojo rojo (sobre todo si hay legaña), dolor abdominal persistente, deben ser revisados para descartar que se trate de enfermedades contagiosas.

Otras enfermedades

Un niño con varicela no debe volver a clases hasta que todas, absolutamente todas, las lesiones sean costras. Que no haya ninguna ampolla.

Un niño con piojos puede volver a clases después de su tratamiento.

Un niño con impétigo (una infección común de la piel) o con faringitis por estreptococo puede volver a clases 24 horas después de iniciado el tratamiento.

Y bueno, no podemos abarcar todo, pero éstas son algunas recomendaciones que pueden servir para evitar poner en riesgo a otros niños. Además, las escuelas deben fomentar el lavado de manos frecuente, y la aplicación de vacunas, actos que son los más efectivos para prevenir infecciones.

Recomendaciones adaptadas del Libro Rojo de la Academia Americana de Pediatría.
 

Cita¿Necesitas consulta? Solicita una cita con el Dr. Giordano:

 

Categorías
Niño sano Prevención

Algunos consejos para la alberca

Continuando con los temas veraniegos, les compartimos ahora algunos consejos para la alberca.

Primero, la Academia Americana de Pediatría nos da recomendaciones acerca de cuándo debería aprender a nadar un niño. La Academia ha relajado su postura un poco. Antes recomendaba que se enseñara a los niños a nadar hasta los 3 o 4 años. Ahora ya permite a los padres que se metan a clases de natación a los niños mayores de 1 año. Aún así, vale la pena revisar todos los consejos de la Academia para evitar accidentes en las albercas.

Por otro lado, el CDC nos da algunos tips para prevenir infecciones en las albercas. La diarrea causada por ciertos microorganismos (Cryptosporidium, Giardia, norovirus, E. coli, etc.) es una de las enfermedades que pueden producirse de manera ocasional al disfrutar de las albercas o balnearios públicos. Para prevenirla es recomendable: no nadar si se tiene diarrea, mantener un buen higiene, no tomar agua de la alberca. Y en los padres de niños pequeños: sacar periódicamente a los niños de la alberca para ir al baño, cambiar pañales de manera frecuente y, de nuevo, mantener buenos hábitos higiénicos.

Y como se dice comúnmente, ¡Al agua, patos!

Escrito por Dr. Giordano Pérez Gaxiola, 30 julio 2010.

Categorías
Niño sano

Dejemos que los niños se ensucien

“Por más que cuido a mis hijos siempre andan con gripa, y los de la vecina que siempre andan bien chamagosos nunca se enferman” ¿Suena familiar?

La teoría de la higiene se basa en que los niños que tienen exposición a bacterias e infecciones del medio ambiente tienen protección contra el desarrollo de alergias. Su contraparte, los niños con una higiene excesiva, tienen alergias de manera más frecuente. Aún se están estudiando las bases de esta teoría, pero recientemente se publicó en la revista Nature un artículo que la apoya.

Al parecer, el estafilococo, una bacteria que normalmente vive en nuestra piel, produce una sustancia llamada ácido lipotecoico. Esta molécula interactúa con las células de la piel (los queratinocitos) y evita que se genere una respuesta inflamatoria exagerada cuando hay lesiones. Es un hallazgo interesante que pudiera explicar la inflamación que se produce en ciertos niños con dermatitis alérgica. El estafilococo, en vez de hacer daño, ayuda a proteger la piel.

Esto no significa que los niños no se bañen o no se laven las manos (el lavado de manos reduce la transmisión de muchas infecciones, incluyendo la influenza). Pero tal vez podemos relajarnos un poco y dejar que los niños jueguen en la tierra, se ensucien y se diviertan, sin estar obsesionados con la limpieza.

Categorías
Enfermedades

Diferentes tipos de infecciones

Un pensamiento frecuente que surge en la visita al pediatra es cuando él menciona que el niño “tiene una infección”. Inmediatamente, los padres se imaginan que el niño requiere de un antibiótico.

En situaciones como ésta se resalta la importancia de una buena comunicación entre médico y paciente (o en este caso, padres del paciente).

Existen 4 tipos de infecciones (a muy grandes rasgos): por virus, por bacterias, por parásitos y por hongos. En cada grupo hay mucha variabilidad y los tratamientos son diferentes. Cuando el pediatra habla de un antibiótico, se está refiriendo a un medicamento que atacará a bacterias. Para los otros grupos, existen medicamentos agrupados con nombres similares: antivirales, antiparasitarios, antifúngicos.

Por razones obvias, no podríamos mencionar en este blog todas las características de cada grupo de microorganismos, ni de cada línea de tratamiento. Pero es bueno saber que la palabra infección no es igual a antibiótico.

Mantén una buena relación con tu médico. Siempre plantea todas tus dudas y pide que se te explique con detenimiento lo que no entiendas. El uso indiscriminado o mal empleado de medicamentos puede tener efectos nocivos, y en el caso de los antibióticos, puede generar bacterias más resistentes.

 

Citas¿Necesitas consulta? Programa una cita con el Dr. Giordano: