Covid-19

Preguntas frecuentes sobre el virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que produce, llamada covid-19.

¿Pueden los niños presentar covid-19?

. El virus SARS-CoV-2 puede infectar niños. En términos generales, la enfermedad suele ser leve. Dicha infección puede dar o no síntomas. Cuando sí los hay, es decir, cuando el niño presenta covid-19, los síntomas más frecuentes son fiebre y tos. Otros síntomas que puede haber son: dificultad para respirar (signo de alarma), malestar general, mocos, náusea o vómito, dolor abdominal, diarrea, fatiga, y pérdida de olfato o gusto.

Aunque la infección suele ser más benigna que en los adultos, debe vigilarse que no presenten algún signo de alarma o alguna complicación. Los signos de alarma incluyen: dificultad para respirar, dolor u opresión en el pecho, coloración azul de labios, cara o cuerpo, incapacidad para comer, dificultad para mantenerse despierto, disminución de la orina.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La única prueba para diagnosticar covid-19 en el momento de la infección es la PCR (siglas en inglés de ‘reacción en cadena de polimerasa’). Ésta es una prueba donde se toma con un hisopo una muestra de la nariz y garganta. Dependiendo de los síntomas, es posible que se realicen otros exámenes de laboratorio o estudios de imagen como radiografía o tomografía pulmonar.

Las pruebas de anticuerpos que se toman en sangre no diagnostican la infección. Esas pruebas sirven para ver si la persona estuvo en contacto con el virus en algún momento en las semanas previas. No todas las pruebas de anticuerpos son igual de fiables. Estas pruebas sólo sirven en algunas situaciones por lo que siempre deben realizarse bajo supervisión de un médico.

¿Cuál es el tratamiento?

No está recomendado dar algún medicamento a niños con infección por SARS-CoV-2 que no presentan síntomas (asintomáticos).

El tratamiento para los niños con covid-19 se orienta a mejorar el malestar. Se pueden utilizar medicamentos para el dolor, la inflamación y/o para la fiebre.

Ninguno de estos medicamentos está recomendado en niños con covid-19: arbidol, oseltamivir, ivermectina, hidroxicloroquina o cloroquina, azitromicina, nitazoxanida, factor de trasferencia, colchicina, antioxidantes, nanomoléculas de cítricos, dióxido de cloro, inmunoglobulina intravenosa, o interferones (UptoDate, Guía SS, Guía CHKD, Guía AEP).

Pocos niños requieren hospitalización. Cuando se requiere, el tratamiento hospitalario de niños con covid-19 se basa en dar oxígeno, líquidos intravenosos y otras medidas de soporte. Algunos medicamentos experimentales podrían considerarse en situaciones particulares. El uso de corticoesteroides (medicamentos como la dexametasona o la prednisona) no está recomendado en niños con covid-19 leve o en niños asintomáticos.

¿Es necesario aislar al niño?

Es difícil, o imposible en el caso de los bebés, aislar en casa a los niños positivos. En estos casos, cobran mayor importancia las medidas de prevención que pueda usar el resto de la familia: lavado de manos, uso de cubrebocas, desinfección de superficies, distanciamiento físico cada vez que se pueda, ventilación de la casa. Es de suma importancia también evitar la convivencia con personas que pudieran estar en mayor riesgo de enfermedad grave y evitar las visitas.

Quienes viven con el niño infectado se consideran contactos estrechos, así que deben guardar cuarentena.

¿Cuándo se puede convivir con más personas?

Esto varía dependiendo de si la persona tuvo síntomas o no, cuándo los tuvo, qué tan grave fue su enfermedad, y si tiene algún problema del sistema inmune (inmunodeprimidos). Las recomendaciones más actuales del CDC para terminar el aislamiento se encuentran en este enlace.

Si la mamá tiene covid-19, ¿puede dar pecho?

En corto, , es recomendable continuar la lactancia (AEP, AAP, OMS). Si a la mamá le recetan medicamentos, es recomendable consultar con el pediatra si afectan la lactancia. En la mayoría de los casos sí se puede continuar.

Si la mamá o el papá tiene covid-19, ¿se puede asumir que su hijo también lo tenga aunque no tenga síntomas?

No. Si el niño tuviera síntomas sí sería probable que él también lo tuviera. Pero si no hay síntomas no se puede garantizar que el niño de cualquier forma sí se infectó por el hecho de vivir en la misma casa. La tasa de contagios en personas que habitan en la misma casa varía desde 4% hasta 49% (1,2) . Esto quiere decir que en promedio, en el peor de los casos, menos de la mitad de los cohabitantes se contagian.

¿Cómo prevenir?

Aún no tenemos vacuna. Varias están en desarrollo. Mientras tanto, esta imagen resume las recomendaciones de prevención:

Autor: Dr. Giordano Pérez Gaxiola. @giordanopg
Información actualizada al 23 de septiembre, 2020.